Gestion+Marketing+Comunicacion+Organizacion+Innovacion+Emprendimiento


Historias de Vacas


Para fomentar la reflexión y gatillar cambios el coaching utiliza muchas veces a contar historias, tal y como lo hizo Jesús con sus parabolas.
Un clásico del emprendimiento es contar historias sobre vacas, como esta:

“Empuja la vaquita”
Un sabio maestro paseaba por el bosque con su fiel discípulo, cuando vio a lo lejos un sitio de apariencia pobre, y decidió hacer una breve visita. Durante la caminata le comentó al aprendiz sobre la importancia de conocer lugares y personas, y sobre las oportunidades de aprendizaje que nos brindan estas experiencias.
La casa era de madera y sus habitantes, una pareja y sus tres hijos, vestían ropas sucias y rasgadas, y estaban descalzos. El maestro se aproximó al señor, aparentemente el padre de familia, y le dijo:
-En este lugar no existen posibilidades de trabajo ni puntos de comercio. ¿Cómo hacen usted y su familia para sobrevivir?
El hombre respondió calmadamente:
-Amigo mío, nosotros tenemos una vaquita que nos da varios litros de leche todos los días. Parte de la leche la vendemos o la cambiamos por otros alimentos en la ciudad vecina, y con la restante elaboramos queso, cuajada y otros productos para nuestro consumo. Así es como vamos sobreviviendo.
El sabio agradeció la información y contempló el lugar por un momento, antes de despedirse y partir. A mitad de camino le ordenó a su fiel discípulo:
-¡Busca la vaquita, llévala al precipicio y empújala!
El joven lo miró espantado y le replicó que ese animal era el medio de subsistencia de la familia. Como percibió el silencio absoluto del maestro, cumplió la orden: empujó a la vaquita al barranco, y la vio morir.
Aquella escena quedó grabada en su memoria.
Un día, el discípulo resolvió abandonar todo lo que había aprendido y regresar a aquel lugar para contarle la verdad a la familia y pedirle perdón. Así lo hizo, y a medida que se aproximaba veía todo muy bonito, diferente de como lo recordaba. Se sintió triste imaginando que aquella humilde familia había debido vender su terreno para sobrevivir. Aceleró el paso y, al llegar, fue recibido por un señor muy simpático, al cual preguntó por las personas que vivían en ese lugar
cuatro años atrás. El hombre le respondió que allí seguían.
Sobrecogido, el joven entró corriendo a la casa y confirmó que era la misma familia que había visitado algunos años antes con el maestro. Elogió el lugar y le preguntó al señor, el dueño de la vaquita:
- ¿Cómo hizo para mejorar este lugar y cambiar de vida? Emocionado, el hombre le respondió:
- Nosotros teníamos una vaquita que cayó por el precipicio y murió. De ahí en adelante nos vimos en la necesidad de hacer otras cosas y desarrollar otras habilidades que no sabíamos que teníamos. Así alcanzamos el éxito que sus ojos ven ahora.
Esta es la realidad de lo que se ha llamado zona de confort. Estamos tan conformes con el estado de cosas que nos rodean que no desarrollamos otras posibilidades. Sólo necesitamos un evento sorpresivo para darnos cuenta de que la seguridad puede ser nuestra peor consejera y de que nos impide ver el horizonte.
Tomado de “La culpa es de la vaca”, por Jaime Lopera Gutiérrez y Martha Inés Bernal Trujillo.

Otra versión, ampliada tomada de la tradición hebrea:
El sabio rabí Iehoshua ben Leví era un gran sabio, y pasó muchos años filosofando sin hallar solución aceptable a esta interrogante: ¿Por qué al malvado le sonríe la vida, y al justo le ocurren desgracias?
Ya anciano y desesperado por no encontrar respuesta, ora cada día fervientemente a Dios pidiendo que Él le dé una pista.En cierta oportunidad, su oración fue interrumpida por un anciano.Éste se presentó como el profeta Eliahu y le pidió que lo acompañara en su viaje por las comarcas, así aprendería quizás lo que tanto le carcomía, pero, tenía prohibido preguntar nada hasta que no finalizaran la travesía.
El sabio aceptó la propuesta y anduvo junto al profeta un tiempo.Llegaron primero a la casa de un pobre hombre, que su familia se mantenía con lo producido por la única vaca de su propiedad.Este pobre hombre los recibió como reyes, con lo poco que tenía.A la mañana siguiente, tras partir, Eliahu reza brevemente: "Dios, haz que muera su vaca, te lo imploro" Y la vaca se desplomó de inmediato. El rabino intrigado y ofendido quiso preguntar al profeta, pero recordando su promesa de guardar silencio, se abstuvo.
Al día siguiente, llegaron a casa de un rico, quien los recibió con los brazos abiertos, pero vacíos. Así mientras el rico hombre comía como un rey, ellos se servían un trozo de pan viejo, unos tragos de agua, y una pizquita de sal. El avaro puso como excusa para este trato, que una pared de su hogar estaba derruida y debía ahorrar para reconstruirla esa misma semana.A la mañana siguiente, el profeta reza: "Dios, te ruego que hagas que la pared se reconstruya", y la pared que ayer era ruinas, hoy era como una fortaleza.El rabino, ardía en cólera contra el profeta, pero, aunque airado, guardó silencio.
Arribaron a una fastuosa sinagoga, tapizada y recama con los más finos materiales. Iban a ingresar, pero un portero los detuvo en la puerta. Ellos explicaron que estaban de paso y querían rezar, y quizás que algún orante del interior los convidara a pasar la cena y la noche en alguna casa. El portero entró a consultar, y volvió con la seca respuesta: "Los socios de esta sinagoga no aceptan pordioseros".Eliahu al apartarse, rezó: "Dios, por favor, haz que todos allí sean líderes y no seguidores."
Y el rabino ya estaba pensando que Eliahu era un profeta que había enloquecido.Fueron a la sinagoga de la otra cuadra, muy humilde pero digna. Ingresaron, fueron recibidos como la Tradición manda, y agasajados como huéspedes de importancia, aunque nadie sabia quienes eran o qué buscaban.Los orantes se pelearon por ver quien era el afortunado en tenerlos como invitados esa noche. Finalmente, a la mañana siguiente Elihau rezó: "Dios, te pido que a estas personas les des un único líder, y que todos sean seguidores".El rabino ya cansado de las injusticias evidentes del profeta, se rebeló y le interrogó: "¿Esa es la justicia que un enviado del Eterno debe pregonar y demostrar? ¡Haz dado males a los justos, y bendiciones a los perversos! ¿Acaso no hay justicia en el mundo?"
Y el profeta respondió: "La vaca del hombre pobre, estaba enferma y su leche envenenada, al rezar por que muriera, salvé de la muerte a varios, especialmente al hijo del hombre pobre. Por un tiempo la familia sufrirá terriblemente por la pobreza, ¿pero no es mejor eso a que mueran inocentes? Además, este hijo que se ha salvado, en poco tiempo dará prosperidad a su familia, y te aseguro que de tanta abundancia casi que no recordarán la muerte de esta vaca.Bajo la pared derruida en casa del avaro había un inmenso tesoro. Cuando el avaro fuera a repararla por sí mismo, para ahorrar el dinero de los peones, lo hubiera hallado, y sería innumerable veces más rico que ahora.
Al reconstruirse la pared, el tesoro permanecerá en secreto, como hasta ahora. Y te aseguro que en poco tiempo el rico será despojado de su riqueza actual, de su casa incluso, y el pan viejo será su comida cotidiana. En la sinagoga de los vanidosos y orgullosos reinará siempre la discordia, pues todos querrán mandar y nadie obedecer, ni aliarse. Así no hay grupo que pueda sobrevivir.En tanto que la sinagoga de los justos, reconocerán que el liderazgo es correcto en manos de un líder idóneo, y lo seguirán con corrección y armonía.
Debes saber, los caminos del Eterno son ocultos, y no siempre lo que vemos es lo real."


La clave está en despertar la reflexion no en dar las conclusiones
La clave no está en las respuestas está en hacerse las preguntas correctas
La clave está en tí no en los demás

3 Responses to “Historias de Vacas”

  1. # Anonymous gensar

    Yo no se para cual lado pienso, pero la historia de la vaca es así:
    "Vivía una viejita, con una vaca, cuyo único sustento, era la leche que esta producia, al pasar por ahí el maestro con su discipulo los atendió con lo mejor que tenía y lo mejor que pudo, al depedirse, el discipulo pregunta, como bendecirá a esta viejita, a lo que el maestro responde "mañana morirá su vaca". intrigado el discipulo le dice ¡qué clase de bendición era esa!
    tranquilamente el maestro responde, que la vaca era el único impedimento para que ella amara totalmente, ya que su amor se dividía entre la vaca y el Señor... y que la premiará en la siguiente vida con un cuerpo más bello.... pero yo lo entiendo mejor como la unidad de meta... no dos ella amaba al señor y además a su vaca, al hacer eso se desperdicia energía...  

  2. # Anonymous Anónimo
  3. # Anonymous jesus

    Hola Mauricio,

    Sabias palabras...

    Es una lástima que sean los vientos del mar los que nos obliguen a construir las balsas en el camino de nuestra vida pero a veces pienso que estos vientos siempre estuvieron en el mismo lugar y siempre esperaron a que llegásemos para romper lo que hoy consideramos seguro...

    La leche de una vaca es un gran regalo pero la vida nos enseña que no has de vivir solo para obtener esa leche si tu camino va más allá de lo que nunca te has planteado...

    Saludos,  

Publicar un comentario

Links to this post

Crear un vínculo





Perfil

My Photo
Mauricio Rebolledo S.
Concepcion, Bi­oBi­o, Chile

es Ingeniero Civil Industrial de la Universidad de Concepcion, Diplomado en Desarrollo Economico Local en la Universidad de Chile, con especializacion en Planificacion Estrategica y Gestion de Organizaciones. Es docente universitario en Formulacion y Evaluacion de Proyectos, Planificacion Estrategica y Gestion Empresarial. Es facilitador de talleres metodologi­a Mind Mapping, ZOPP, PEP y facilita (pro-bono) talleres para fomentar el uso del Blog como herramienta de apoyo al emprendimiento. Si quieres contactarme envi­a un mail:
o llamame gratis via Skype: Skype Meâ„¢!

*******************

Agenda del Mes


Global Voices en Español Global Voices en Español Top Blogs chile


La oportunidad que tenemos para construir el pai­s que queremos. La oportunidad que tenemos para conversar el pais que queremos.

BioGestion


XML

Powered by Blogger

make money online blogger templates



© 2006 BioGestion | Blogger Templates by GeckoandFly.
No part of the content or the blog may be reproduced without prior written permission.
Learn how to make money online | First Aid and Health Information at Medical Health



ecoestadistica.com